Combinar colores

Cómo combinar colores como un profesional

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

En el ámbito de la decoración, una de las cuestiones más importantes tiene que ver con la combinación de colores. Hay que tener en cuenta una serie de pautas y consejos para hacerlo como un auténtico profesional. Se puede tomar como un juego en el que el principal objetivo es crear un ambiente equilibrado y en armonía, de acuerdo a los gustos y preferencias personales.

La clave para acertar está en saber cómo jugar con los colores de paredes, muebles y objetos de decoración. Lo más importante es que todos los elementos guarden una cierta proporcionalidad entre ellos, evitando que parezca que cada uno de ellos ha sido introducido y colocado al azar.

¿Qué tipos de combinaciones de colores existen en el ámbito de la decoración?

Existen diferentes tipos de combinaciones, las cuales resulta interesante conocer.

  • Monocromática: tal y como su propio nombre indica, es la combinación de tonos de una misma gama de color. Se toma un determinado color como base y se aportan matices con sus diferentes tonalidades. Por ejemplo, si se toma el azul como color predominante en el baño, se puede utilizar desde sus tonos más claros como el pastel hasta el azul marino para crear contraste. Se trata de una de las opciones más seguras para acertar.
  • Por analogía: es una alternativa estupenda para dar color a una determinada estancia del hogar con matices muy suaves, que aporten serenidad y tranquilidad. En este caso hay que reunir tres colores que se encuentren cerca en el círculo cromático. Así se crea una armonía y una decoración muy bonita y atractiva.
  • Por complementarios: esta es la opción más llamativa de todas, ideal para salas de juegos o despachos. Se trata de tomar los colores que están situados uno frente al otro en el círculo cromático. Por ejemplo el azul y el naranja o el amarillo y el violeta. En este caso, lo mejor es optar por colores claros en las paredes y en los muebles, y optar por los más vibrantes para los elementos de decoración.

Colores en paredes y muebles

Son muchas las personas que desean darle un cambio a su hogar, pero sin necesidad de hacer grandes obras. Pues bien, en este caso lo mejor es conservar los muebles y cambiar el color de las paredes. Claro que hay que saber cómo elegir los colores más adecuados.

Si los muebles son de madera en tonos claros y la estancia tiene mucha luz natural, se puede optar por paredes en tonos más oscuros y fríos para crear contraste. Una idea de decoración sólo apta para estancias como el comedor o el salón. Los colores oscuros no son la mejor opción para el dormitorio y el baño ya que no favorecen el descanso y la relajación.

Si en cambio los muebles son oscuros, lo mejor es optar por colores cálidos tanto para las paredes como para los objetos de decoración, especialmente si la estancia en cuestión no tiene demasiada luz natural.

Actualmente, la combinación de blanco y negro está muy de moda. Dos colores con los que se puede jugar en paredes y muebles para crear contrastes.

El color, uno de los mejores recursos en el hogar

El color de las paredes, además de decorar el ambiente, también ayuda a conectar, separar y potenciar los distintos espacios. Sólo hay que tener una serie de pautas en cuenta.

  • Alterar la percepción: una de las últimas tendencias en decoración consiste en pintar las paredes de una habitación de diferentes colores para alterar la percepción. Por ejemplo, si el pasillo de la vivienda es demasiado largo, se puede pintar la pared al final del mismo de un color vibrante. Así dará la sensación de que es menos largo.
  • Resaltar elementos: claro que el color de las paredes también puede ser de gran ayuda para resaltar determinados elementos. Si por ejemplo el suelo es de madera en tonos claros, se pueden pintar las paredes en colores fríos para que el suelo gane importancia.
  • Separar espacios: otro de los grandes usos del color de las paredes como recurso tiene que ver con la separación visual de espacios. A modo de ejemplo, una estancia que hace las veces de salón y comedor, con las paredes pintadas en diferentes colores en cada uno de los espacios.

Colores acordes al espacio

Para combinar colores como un profesional hay que tener muy en cuenta el espacio. Es una de las reglas básicas para lograr ambientes en armonía y en los que se puedan llevar a cabo las actividades diarias de un modo cómodo.

Los colores fríos como el azul, el morado o el verde son perfectos para espacios dedicados al descanso. Mientras, los colores vivos como el rojo, el naranja o el amarillo son más adecuados para el salón o la cocina ya que transmiten una gran sensación de calidez.

  • Despachos: para quienes tengan una oficina en casa, colores como el verde, azul y gris son estupendos ya que transmiten profesionalidad y favorecen la concentración.
  • Dormitorios juveniles: en este caso, se puede optar por un tono neutro como el blanco, y optar por objetos de decoración en colores vibrantes como el amarillo o naranja.
  • Dormitorios: todo depende del estilo de decoración que se desee lograr. Una buena opción es optar por un estilo monocromático en salmón, crema, beige y blanco.
  • Cocinas: las cocinas actuales están llenas de vida y de color. El rojo o gris son opciones muy recomendables.
  • Salones: y, por último, los salones. El color de las paredes depende del estilo a encontrar. El blanco y morado son buenas elecciones.

Estas son las principales pautas a tener en cuenta para combinar colores como un profesional. Son tips muy sencillos, pero que hay que recordar para crear espacios en equilibrio y armonía, en los que todos los elementos guarden un cierto orden. Por supuesto, es importante que todas las estancias de la vivienda sigan un mismo estilo; no tiene demasiado sentido optar por un dormitorio rústico y un salón minimalista. A la hora de elegir la decoración hay que entender las diferentes estancias como una sola.

El reto de combinar colores

Uno de los principales retos que tenemos para decorar nuestro hogar es como combinar colores.

Puede parecer algo sin importancia, pero muchas veces tenemos el problema de que compramos algún mueble de decoración para nuestro hogar, que nos encanta, y luego este no tiene ningún tipo de combinación con nada.

Para todos estos problemas, es primordial entender que la combinación de colores siempre se debe tener en cuenta a partir de los colores principales de nuestro hogar, y que no es difícil combinar colores siempre que mantengamos una cierta gracia en ello.

Aprender a combinar colores no es algo difícil si seguimos algunos parámetros fáciles, ante todo, se trata de entender que los muebles adaptados a tus preferencias suelen ser los que mejor queden, porque además de combinar colores también deben gustarte.

Muchas personas quizá abusan del factor de mezclar colores sin demasiado orden, y de esta forma quedan estancias sin mucha coherencia, y más bien repletas de muebles que no con una buena combinación que haga que los colores opuestos combinen de forma correcta.

Amante de la decoración, comparto mis experiencias, trucos y opiniones en Me Gusta Decorar, con el noble objetivo de hacer de vuestro hogar un lugar mucho más cálido y acogedor :)

Write A Comment

Pin It